LuiS: INTRoDuCCióN

ÉL es la razón por la que me he decidido a escribir un blog.


Durante meses estuve dándole vueltas a la posibilidad de hacerlo. En un primer momento quería hablar simplemente de ÉL, hacer una especie de diario, eso sí, monotemático, contando mis venturas y desventuras. Pero tras unos meses, me di cuenta de que uno es y será siempre esclavo de su pasado, que las vivencias anteriores son las que forman el presente, y que uno no puede hablar de lo que siente en este momento, sin tener en cuenta que sintió antes.


Así que, decidí hacer memoria y hablar en un blog de todas aquellas personas (de género masculino) que han pasado por mi vida.


Y es que, la experiencia me ha enseñado que las personas aparecen en tu vida, permanecen por un tiempo, y luego desaparecen... SIEMPRE, quedando sólamente los recuerdos; y a mí cada vez me resulta más complicado mantener ese rinconcito de mi mente intacto, olvidando los pequeños detalles que hacían que pensar en esa persona hiciese estallar una alegría inmensa, de esa que te carga por dentro.


Pues bien, hace unos meses pensaba comenzar mi blog monotemático de la siguiente forma: "estoy totalmente convencida de que he encontrado a la persona con la que quiero compartir el resto de mi vida". "Luis es sin ninguna duda el hombre de mi vida, la persona con la que siempre he soñado, y algo dentro de mí me dice que estamos hechos el uno para el otro, que estamos predestinados, que será la persona con la que compartiré mi vida".


¡¡Toma ya!!


Muy ilusa, sí. Lo sé.


Hoy por hoy y con el paso del tiempo, me cuesta seguir mostrándome así de firme, aunque... hoy por hoy prefiero seguir creyéndolo, y me aferro a esa idea, con uñas y dientes, porque lo cierto es que, hoy por hoy, nuestra realidad es menos agradable.




Aunque...


nunca hay que perder la esperanza...


Los milagros existen...


o eso dicen...



22 de octubre de 2009.

0 comentarios:

Publicar un comentario