AYeR SuCeDió aLGo...

Ayer sucedió algo. Algo que llevaba días presintiendo. Como cuando notas que hay alguien detrás de ti y se pone el pelo de punta.  Como cuando te adelantas a lo que alguien va a decir…

No sé si era la primera desde que lo dejamos, pero sí era la primera vez que no le importó que pudiera verle.

Dirty dancing… mi canción favorita, esa que tantas veces deseé bailar abrazada a él, esa que le había pedido para nosotros; decidió arrancármela y entregársela a ella, sellando ese presente, como no, con un beso. Un beso largo, apasionado… que no puedo sacar de mi cabeza, que por un momento, sólo por un momento, conseguí imaginar que era yo y no ella a quien se lo daba. 

Era nuestra canción… ahora sin duda… es otra cosa: sucia, rota.

  • “Ahora entiendo por qué no podías venir a saludarme… Sólo espero que seas feliz y que esta vez encuentres lo que buscabas. Lo único que lamento es que sea con otra y no conmigo”.
  • Lo siento mucho. Eres una persona increíble, pero no conectamos bien en su día. Yo también te deseo lo mejor. Te lo mereces”.
-          
Por supuesto que lo merezco… por supuesto que lo necesito…

Cansada de lágrimas, de un corazón ajado y lleno de moratones, he decidido cerrar este blog, y probablemente y en muy corto espacio de tiempo…eliminarlo. Tal y como quiero hacer con lo que un día fui.

Nadar contra corriente es agotador… y devastador. Cualquier pececillo, por valiente y fuerte que sea, piensa en dejarse caer, al menos una vez, aunque sea al vacío, aunque sea a la nada, y aunque no haya vuelta atrás. Aunque signifique morir.

Por eso hoy he hecho un pacto con el diablo. Le entrego mi alma. Y a cambio… sólo deseo una cosa: encerrar mi corazón por siempre en una jaula…

Sólo debe reunir dos condiciones. Debe ser:
-           
  • Pequeña y estrecha, para que nada ni nadie pueda hacerlo latir.
  • Y de hormigón, bien armado y reforzado, para que nada ni nadie pueda colarse y llegar siquiera a rozarlo. Ni siquiera un rayo de luz. Ni siquiera un soplo de esperanza. Quiero mantenerlo así: oscuro y sin vida.

Me rindo, sí… pero no me mal interpretéis… Sólo trato de sobrevivir… 

Por eso… y a partir de ahora… se acabaron las luchas, las quejas, resistirme… Voy a dejarme caer, voy a dejarme llevar por la corriente a la que siempre me he opuesto, y a vivir la vida tal y como la Providencia desea: sin luz, sin vida, sin amor… SOLA.

 23 de octubre de 2011.
-----------------------------------------------------------------------------------
P.D. Ha sido un placer conoceros, aunque haya sido de forma virtual. Con vuestros comentarios y vuestro apoyo me habéis hecho sentir un poquito más acompañada.

Un beso enorme para todos.

3 comentarios:

un ratón dijo...

Lo unico que te puedo decir es que lo bueno de estar en el fondo del pozo es que después de estar embarrada y hecha mierda te darás cuenta de que lo único que puedes hacer es salir, hacia arriba. Hoy parece que tu corazón se rompe en mil pedazos pero en vez de encerrarlo, aprenderás a remendarlo a coserle y ponerle tiritas y algún día (porque eso es lo que tiene la vida) vendrá alguien que empezara a darte antibióticos y lo terminará de curar.
Y mañana esta canción no dejará de ser más que eso una canción con un recuerdo, encontrarás muchas más.
Te deseo lo mejor, suerte y animo.

La gata dijo...

Vaya, siento mucho que dejes esto... Pero entiendo que ahora no estás en tu mejor momento y si no estás bien, es mejor que lo dejes. Ha sido un revés duro, pero lo superarás. Ya lo verás.
Y no, no te rindas, de verdad, no te rindas. Siempre hay algo más allá. Siempre merece la pena seguir luchando, aunque creas que no.
Siempre hay personas que valen la pena. Sólo te falta conocerlas.
Has tenido mala suerte. Demasiados sapos con pretensión de príncipe.
Pero algún día aparecerá alguien que te haga sentir de verdad bien, única y diferente.
Aunque creas que eso sólo ocurre en las películas.
Te lo digo yo que es verdad.
Yo era incluso más escéptica que tú...y luego, la vida se encargó de demostrarme que estaba equivocada.
Como lo estás tú ahora. Equivocada y confusa. Pero es normal.
Aun así, hazme caso y no dejes de buscar a esa persona, porque llegará algún día. Y entonces te acordarás de mis palabras.

Y está bien eso de que no quieras ser tan enamoradiza ni confiada, para que luego no te hagan daño. Pero no blindes tu corazón, no te conviertas en un ser insensible e inmune al amor. Además, si tu naturaleza es amar y enamorarte, por mucho que quieras ponerte una coraza, no lo conseguirás.
Lo único que debes hacer es abrir el ojo e intentar no entregar tu corazón tan pronto. Sé que es difícil, pero no imposible.
No te hagas insensible al amor, porque te quedarás muy sola y frustrada.

En fin, espero que mis palabras de sirvan de ánimo. Un placer "conocerte", y mucha suerte en tu camino.
Un abrazo!

Kobal dijo...

Siento mucho haber tenido que leer estas palabras :(

Publicar un comentario